sábado, 12 de octubre de 2013

Vibrio: Una bacteria a tener en cuenta.

Existen peligros que no son evidentes a simple vista, criaturas microscópicas nos acechan todos los días, esperando el momento propicio para ingresar en nuestros cuerpos, muchas veces podemos luchar contra ellas y sobreponernos, pero no todos han sido tan afortunados, ahora conozcamos a la bacteria Vibrio vulnificus, una mortal amenaza de los mares.
Las bacterias de la familia Vibrionaceae son capaces de prosperar en el agua salada con un pH de hasta 9, los mares cálidos son unos de los entornos que acogen de mejor manera a esta bacteria, la cual puede ingresar en nuestro organismo a causa del consumo de pescado o mariscos crudos contagiados, siendo los ostiones uno de sus vehículos más eficaces gracias a las costumbres que rodean el consumo de este tipo de frutos de mar, otra de las formas de contraer esas bacterias, es el contacto directo entre los patógenos y una herida abierta, sin embargo una deficiencia inmunológica será necesaria en este último caso.

Henry Konietzky fue la más reciente victima de este implacable asesino silencioso, él era un saludable hombre de 59 años, murió un día y medio después de hallar lo que su esposa pensó era un pequeña mordida de araña o tal vez la picadura de insecto en su tobillo. Esto ocurrió la noche del 21 de septiembre de este año, la mañana siguiente la lesión se había extendido por la pierna y producía un intenso dolor junto con una sensación de calor, por ello fue llevado al hospital de inmediato.


Este hombre moriría el 23 de septiembre, 28 horas después de haber contraído la infección en un viaje a la playa donde atrapó cangrejos con su mujer, no había heridas abiertas en su cuerpo y su esposa también ingreso al mar con él, sin embargo ella no se contagió. Ahora la señora Konietzky ahora empieza una campaña para alertar de la presencia de esta bacteria en las costas de Florida y el resto del Golfo de México, pero esto no debe interpretarse como un movimiento para asustar a la gente, sino que su objetivo es despertar conciencia respecto a este tema y tomar las precauciones adecuadas para evitar más muertes.

Alrededor de 10 personas al año mueren por esta bacteria en los Estados Unidos, en este año a cerca de 30 pacientes les fue descubierta esta bacteria en su organismo. Los síntomas de esta infección bacteriana incluyen vómito, diarrea y dolor abdominal, una vez que ingresa en el torrente sanguíneo produce fiebre, escalofríos, descenso en la presión arterial y ampollas purulentas en la piel, que pueden complicarse hasta provocar septicemia.


Estados Unidos ha experimentado incidentes similares en los últimos meses, las autoridades se han encargado de advertir acerca de los riesgos de consumir agua o mariscos de dudosa procedencia, pero indican que el número de muertes no excede el promedio anual esperado, por lo que según ellos no hay que tener pánico.

Grandes amenazas acechan en las aguas del sur de los Estados Unidos, bacterias como esta abundan en sus ríos y en las costas, deben tener cuidado al ingresar al agua, en algunos lugares incluso la pesca está prohibida debido a los grandes niveles de contaminación. El agua limpia de la que disponemos es cada vez más escasa y su proceso de renovación es más lento que la velocidad a la que la consumimos, esto es algo a tener en cuenta todos los días.

Advertencia: Si son muy sensibles no busquen "Vibrio" en la sección de imágenes de su buscador web de preferencia, podrían encontrar terribles fotos de miembros gangrenados y purulentos, nada recomendable. Curiosos Abstenerse!!