domingo, 19 de octubre de 2014

Científicos develan los misterios de la primera cópula sobre la Tierra

Cuesta trabajo imaginar cómo se llevaba a cabo el sexo en los animales más primitivos de la prehistoria, a muchos nos ha embargado dicha duda -bueno eso creo yo, por favor díganme que sí!-, una vez que empiezas a pensarlo tienes que tomar en consideración temas como el dimorfismo sexual, la anatomía involucrada y demás cuestiones que quedan fuera de nuestro alcance, pero ahora un grupo de científicos australianos vienen en nuestra ayuda, al fin!.


Si como yo, tú eres de los que no se niegan de vez en cuando a un buen maratón de documentales, bueno ahora los hay de todo tipo, pero hace años los únicos que habían eran principalmente de animales y por supuesto, entre tanto material es imposible no haber visto algún tipo de acto sexual entre aquellas bestias, vaya que hay de todo en el reino animal, pero volviendo al tema, incluso después de ver todo eso, no tenemos ni idea de cómo fue la primera vez que algún bicho perdiera su virginidad, pero un equipo de la Universidad de Flinders en Australia, afirman tener la respuesta; la primera postura sexual jamás usada fue de ladito.

Después de estudiar los fósiles de unos diminutos peces prehistóricos de hace 385 millones de años, conocidos como Microbrachius, de la orden de los antiarquios, que medían hasta 3 centímetros de largo y 2 de ancho, descubrieron las diferencias físicas entre hembras y machos de la especie (dimorfismo sexual), en éstos peces con caparazón, los machos presentaban unos largos apéndices en forma de L, que constituyen sus puntiagudos órganos sexuales, mientras las hembras contaban con unas placas con relieves que servían para guiar al macho hacia la cavidad sexual respectiva.

Los órganos sexuales masculinos (sí, eran 2 por individuo) de estos peces eran casi tan largos como su cuerpo y estaban compuestos en parte por hueso, algo que es habitual incluso en nuestros días por si no lo sabían, -saben porque dicen "boner" a las erecciones en inglés- algunas especies de reptiles y peces también cuentan con órganos parecidos, gracias a estudios de anatomía comparada y la dinámica sexual de otras especies actuales es que los científicos han logrado darnos un vistazo hacia la forma de cópula más antigua que conocemos hasta ahora, en el siguiente vídeo veremos una animación realizada en base a los descubrimientos de este equipo de investigación.


Posiblemente el primer sex-tape de la historia de nuestro planeta, bueno es una recreación de un par de bichos dándole al mambo, pero no me quiten la ilusión. ¿Qué les ha parecido este nuevo descubrimiento?